¿De dónde viene la alegría?

Acaba de pasar.

Ha salido un anuncio en la tele en el que una niña pregunta a su padre de dónde viene la alegría.

El padre le contesta que de las pequeñas cosas, como por ejemplo, un Kinder sorpresa.

Yo apoyo la respuesta de ese señor del anuncio; pero como soy una romántica de mierda, me he acercado mimosa a mi marinovio y le repetido la pregunta a él, bajito, al oído: «¿De dónde viene la alegría?».

Lo he hecho con la (pensaba que) evidente intención de que me contestara algo que me incluyera a mí y/o a nuestro maravilloso e invencible amor… pero va el anormal y me suelta «No sé, de los neurotransmisores, ¿no?».

Pues la madre que lo parió y no lo ahogó.

Yo no crecí viendo Dirty Dancing y Grease para tener que aguantar esto.

4 comentarios sobre “¿De dónde viene la alegría?

  1. Puedes estar contenta porque el tuyo al menos tiene una actitud más optimista ante la vida. La respuesta del mío ha sido… (redoble de tambores):
    “¿Alegría? Estamos confinados, no la veo por ningún lado”. 🔫

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s